jueves, 23 de octubre de 2014

Hay 830 usuarios registrados
y 168 conectados

portada

Hey, ¿aún no estás registrado?

Foro de pesca, el Lugar de encuentro para todos los pescadores! Reportajes, Entrevistas, Viajes de pesca, Noticias, Blogs, Talleres, Banco de pruevas, Videos, Fotos y Mucho más!



jueves, 01 de septiembre de 2011. Información actualizada por frikifernan

LA PESCA DEL CALAMAR DESDE TIERRA. MATERALES, TÉCNICAS, TRUCOS. CAP 3.

Fernando Elorriaga Heras

FOTOCalamar ...a la cazuela!

Calamar ...a la cazuela!

Hoy nos vamos a dedicar en exclusiva a analizar la pesca del calamar desde tierra (puertos, espigones, diques, escolleras o playas) de la manera más practicada por los pescadores de chipirón que, desgraciadamente, no tenemos barco para realizar su captura: la pesca con señuelos artificiales o pajaritos.

Ya hemos hablado en capítulos anteriores sobre la influencia de la luz, la época del año o las mareas así que entraremos directos en materia:

Los calamares poseen una vista aguda (tienen los ojos más grandes en relación a su tamaño) y son unos contumaces nadadores. Normalmente acuden a nuestras costas en grupo, por lo que si en una jornada de pesca damos con el bálamo o cardumen y calculamos la altura a la que se encuentran facilmente podemos realizar una gran pescata...

Generalmente para este tipo de pesca usamos cañas de longitud media entre 1,80 y 3,30 metros. La longitud de la caña no será tan importante (depende del pescador) como la acción de la propia caña. Para la pesca del chipirón necesitamos cañas de acciones cortas, entre los 0,5-5 y los 20-40 gramos. Lo que se pretende con este tipo de varas es potenciar la sensibilidad de la caña al extremo de que detecte el mínimo indicio de picada de un calamar de cualquier tamaño, por muy pequeño que sea...A principios de verano se usan cañas de pelo de ballena con acciones minúsculas, para la pesca de minitallas...

Por norma general se usan cañas tescópicas o minitelescópicas (facilidad de transporte y normalmente las cañas de tramos cercanas a los 3 metros tienen acciones de pesca superiores...). Existen cañas de fibra de vídrio y de carbono; lo que se busca es una caña ligera, ergonómica, con anillas de puente bajo...el peso de la vara es muy importante pues vamos a estar con ella en la mano toda la jornada de pesca. Alborellas, Catana Oceanic, Thincast, Eging Naory...dependiendo del bolsillo del cliente hay cañas para todos los gustos. Particularmente me decanto por las cañas que Rhodani diseña con carbonos de alto modulo para este tipo de pesca: la Tele Chipi (90 gr; 0,5/10), para minitallas; y la Baetis Chipi (130 gr;0,5/20), con una mayor acción para el resto del año.

 

Carretes y líneas

Obviamente los carretes deben ir en relación a la caña elegida. Deben ser dos elementos compensados. De nada nos vale una caña ultraligera si luego le añadimos un carrete de 500 gramos. Los carretes 1000 o 2500 son los más usados, pequeños, de poco peso y con bobinas que admitan poco almacenamiento de línea. Hay quien pesca con reels de 4000, "por si acaso", para arrimar piezas de gran tamaño si suena la campana...Cualquier modelo intermedio de Shimano, Mitchell, Daiwa u otras marcas nos sirve. He visto coger chipis con Stellas y Twin Powers, pero me parece una frivolidad. Un simple catana nos dará el mismo servicio con un coste 20 veces menor al de esos magníficos carretes.

FOTONaory de Yamashita

Naory de Yamashita

Respecto a la línea a utilizar podemos optar por muchas variantes. Hay quien pesca con nylon, quien pesca con trenzados y quien lo hace con fluorocarbonos...las variedades entre estos componentes son infinitas; y las formas de colocar los pajaritos en la línea también. Ahora bien, conviene aclarar algunas características de cada material para luego no tener contratiempos. Dependiendo del tamaño del chipi pondremos un diámetro u otro; está claro que cuanto más fino dentro de nuestras posibilidades sea la pita más pescaremos. Eso no quiere decir que usemos sedal de 0,08mm. Un calamar dentro del agua ejerce mucha más presión de lo que creemos. Esto es así porque los calamares y las sepias sólo tiran en una única dirección y no se revuelven como los peces...

Otros pescadores se decantan por el trenzado. Es una buena opción conociendo su aguante y su fuerza (podremos disminuir los diámetros de la línea madre a la mitad respecto a un nylon normal), pero nunca debemos confundir estas características con su resistencia a la abrasión. Hay pescadores que usan sólo trenzado y anudan los pajaritos al trenzado...Error. Confunden resistencia en kilos, o fuerza, con resistencia a la abrasión. El trenzado no tiene la segunda característica y si se topa con piedras, conchas, mejillones...romperá.

Para mí la solución idónea sería la de un trenzado como línea madre y un fluorocarbono como gameta o sokala en la que vayan los pajaritos...Hay quien pone toda la toma con hilo invisible, efectivo, pero caro.

 

FOTOLo último de DTD

Lo último de DTD

Los peces artificiales

"Para gustos están los colores". Esta es una máxima aplicada al spinning y, porqué no, a la pesca del calamar. Tenemos cientos de modelos de peces:con peso, sin peso, slims, tripones, de cientos de colores, texturas, tamaños...y, claro está, todos tenemos un pez comodín que ha realizado una gran pescata y por ende es nuestro favorito (aunque puede que esa gran pescata la hubiésemos hecho con cualquier otro modelo...).

Yo-zuri y Yamashita, las marcas japonesas de mayor prestigio, nunca han tenido rival. Todos hemos pescado con toto sutte, egi sutte, naorys u oitas...Pues bien, mira por donde hace unos años aparecen unos croatas por el mercado y causan una revolución en el mundo de los peces de calamar arrasando en todas las ferias de pesca...Hablamos de DTD, peces made in Croatia de una efectividad asombrosa. Y, como no, los peces artesanos; que Yamashita ha tratado de imitar con su egi sutte special de 1,7, sin conseguir las prestaciones de los asturianos artesanos.

 

Peces asturianos artesanos

Al respecto de los peces artesanos hay que resaltar que hay cientos de tipos, de distintos precios y calidades, pero en Rhodani vendemos el famoso Chipiasturias, hecho a mano en su totalidad (hasta las coronas) y realizando el testado del pez de uno en uno para comprobar que la velocidad y posición de hundimiento sea la idónea en cada uno de ellos. Infalible.

Respecto a los colores de los peces hay que decir que los más vendidos son los rosaceos, anaranjados y rojos...pero los verdaderos expertos chipironeros utilizan un abánico mucho más amplio. Al igual que en el spinning debemos seleccionar el pez de calamar en función de las condiciones meteorológicas y de la claridad de las aguas...Así, con aguas claras funcionan mejor los colores naturales (azul, verdoso, marrones, grises) y con las aguas algo tomadas los susodichos colores pastel...Ultimamente el color negro está teniendo gran exito...

La elección del tamaño del pez o de las poteras dependen del tipo de pesca y de las características del pescador. Personalmente prefiero la doble potera, que asegura más las capturas...pero en verano, con el minúsculo chipi, me decanto por artesanos asturianos de una corona y 4 cm o por los magníficos Naory de Yamashita de 5 cm; ambos de una sóla corona y reducido tamaño.

 

 

Montajes

Lo normal es atar un pez de calamar a nuestra terminal y punto. Mucha gente utiliza grapas o emerillones; yo no lo aconsejo. Es util para cambiar los peces con mayor rapidez pero afectan a la natación de los señuelos. Personalmente prefiero hacer un nuevo nudo cada vez que cambio de pez. El nudo rapala va bien...

La técnica de pesca consiste en lanzar el señuelo hasta donde llegue nuestra caña. Dependiendo del peso de éste, dejarlo bajar unos segundos (sin que llegue a tocar fondo) y comenzar a recoger el sedal muy muy lentamente. Generalmente yo doy dos vueltas de carrete en cámara lenta y espero otros segundos a que se vuelva a hundir el pez (son manías, cada uno tiene su estilo, a mí me funciona...). Lo que se pretende es atraer a los inquietos calamares y que estos ataquen nuestro señuelo. Recordad que a lo largo del día los jibiones se encuentran a bastante profundidad y que, a medida que oscurece, éstos van subiendo a la superficie...También tener en cuenta la altura de las mareas (pleamar significa mayor calado; bajamar, posibilidad de enganches).

 

En noche cerrada se pueden pescar jibiones practicamente en superficie. Muchos pescadores colocan un starlite o luz química a unos 30-50 cm del señuelo. Hay quien asegura que es un atrayente para los calamares; los estudiosos de esta especie dicen que nada más lejos de la realidad (lucífugo, recordad...); pero ese luminoso muchas veces nos indica la posición del señuelo y nos evita enganchar en rocas, además de transmitirnos visualmente la picada del calamar (cuando el starlite se mueva a tirones bajo el agua=picada segura).

Actualmente muchos pescadores se decantan por un montaje en tandem (Yamashita vende las terminales ya preparadas) con un pez de menor tamaño y generalmente sin peso en la parte superior y un pajarito en la inferior. Es interesante, sobre todo al comienzo de una pesca, para saber dónde se mueve el cardumen, a qué altura, y dependiendo de en cúal de los dos peces enganche el jibión, adaptar los siguientes lances a la profundidad dónde pensemos que se encuentra el bálamo...

 

Ataque y captura

Cuando un jibión ataque a nuestro señuelo notaremos un pequeño tirón, a veces y dependiendo del tamaño del calamar casi imperceptible en según qué cañas...Es el momento de armarnos de paciencia y comenzar una recogida gradual, sin tirones, lenta pero sin paradas que posibiliten la huida del animal. Recordad que los calamares y las sepias sólo tiran en una dirección y no cabecean como los peces (de ahí que las poteras y los pajaritos no lleven muerte en sus agujas). Si paramos la recogida probablemente el chipirón se suelte. Dependiendo de su tamaño lo sacaremos a pulso o con ayuda de un salabre o sacadera.

A los jibiones de peso, nada más sacarles la cabeza del agua, les dejo un segundo de tiempo para que expulsen su tinta y bufen agua. Este truco sirve para reducir el peso del calamar en la izada; no es una broma, tras expulsar tinta y sobre todo agua, un chipirón puede llegar a pesar la mitad que segundos antes!!!

Ahhh! Y para terminar un doble consejo. En nuestra cesta no puede faltar un cepillo de dientes! Tras la  captura de un jibión o sepia parte de la piel de sus tentáculos se queda enganchada en la corona de nuestras poteras; al igual que la tinta que expulsan...Los chipis son recelosos si encuentran restos en el artificial de semejantes anteriormente capturados. Un botecito de agua dulce y a limpiar tras cada captura el señuelo con el cepillo...

He realizado buenas pesca con lunas llenas y nuevas; y con cuartos de luna...por lo que pienso que el calendario solunar no afecta tan directamente a los cefalópodos como a otros peces marinos...Eso sí, por mi experiencia prefiero los días semilluviosos a los calurosos...parece ser que los chipirones se vuelven más voraces y agresivos tras un buen chaparrón. Personalmente prefiero las dos últimas horas de subida y la primera de bajada; pero me guío más por los clientes de Rhodani que van en su busca a diario (si hay grandes capturas uno se entera rápido y el bálamo suele estar fondeado varios días...).

Y para finalizar, además de su gran visión los calamares como la gran mayoría de los peces, rehuyen de olores fuertes...Prescindir de perfumes, colonias, desinfectantes y ante todo del tabaco...Sé que es difícil, os lo dice un fumador, pero funciona...

Espero que toda esta "chapa" os haya servido para algo...Seguramente ya conociais casi toda la información, pero tan sólo con despertar el interés de algún no iniciado o cambiar impresiones con algún chipironero experto el que arriba firma se da por satisfecho...

Así que hasta la próxima y buena pesca!!!!

Fernando Elorriaga Heras



« LA PESCA DEL CALAMAR. PUERTOS, ESPIGONES, DIQUES...(CAP.2) Marlin Azul, Costa Rica - Las Islas Lodge »